Espana queria acontecer ‘Saber y ganar’ asi­ como se quedo en ‘Pasapalabra’ amore

Espana queria acontecer ‘Saber y ganar’ asi­ como se quedo en ‘Pasapalabra’ amore

Sonamos con acontecer cultos, sensatos desplazandolo hacia el pelo amables, que la instruccion nos haria vivir en una utopia cultural y no ha transpirado meritocratica. La verdad nos empujo al pelotazo del ‘Pasapalabra’

Jordi Hurtado en la fotografia tomada en cualquier segundo entre 1997 desplazandolo hacia el pelo 2019. (RTVE)

Me lo solia aseverar mi abuelo, entretanto veiamos juntos ‘Saber asi­ como conseguir’ en aquellas sobremesas, primero sobre veranillo adolescente, posteriormente sobre paro posuniversitario. “Tendrias que ir a un concurso, que te las sabes todas”. Ahora me lo dice igualmente mi suegro, sin embargo anade un matiz. “Si, No obstante a ‘conocer asi­ como conseguir’ no, que nunca se llevan nada, en donde debes ir es a ‘Pasapalabra'”. Nunca sera viable.

Que Espana reside en sus concursos, ciertos sobre ellos transfigurados en ‘realities’ tras banarse en salsa rosa, nunca es ninguna cosa nuevo por mucho que determinados hayan tenido epifanias detras de el final sobre ‘Pasapalabra’. Aun mas lo hace Italia, como supo ver Matteo Garrone en ‘Reality’. Las concursos son al mismo lapso pegamento intergeneracional y espejo de anhelos, un hobby que, como la radio, se puede dejar de fondo para que realice empresa a ancianos solitarios o parejas que permite varias decadas que bien se lo contaron todo.

A lo largo de mucho lapso, Espana quiso ser ‘conocer y no ha transpirado ganar’, culta, esforzada asi­ como sensata

‘conocer desplazandolo hacia el pelo ganar’ desplazandolo hacia el pelo ‘Pasapalabra’ han unido durante casi 20 anos el sesteo sobre la tarde con el olorcito de la cena en el fuego sobre millones sobre cocinas, ese pielago de lapso que se desparrama entre el cafelito asi­ como la sopa de fideos. Han convivido en la parrilla de estas cadenas publicas sobre la privada de igual manera que la Espana de la pobreza convivio con la del pelotazo, que la de la precariedad se ha codeado con el hazte-rico-pronto-y-corre, igual que la especie media-baja (es afirmar, pequei±a) se ha solapado con la Espana PAUer, el feliz termino acunado por Jorge Dioni.

A lo largo de mucho lapso, Espana quiso acontecer ‘conocer y ganar’, culta, esforzada asi­ como amable. La Espana que enviaba a sus hijos a la universidad, que pensaba que el sabiduria, la sobriedad desplazandolo hacia el pelo la sensatez nos salvarian, que creia en el progreso democratico desplazandolo hacia el pelo la moderacion sobre especie media. La Espana sobre esos profesores que, con la camisa sobre cuadros abajo del jersey, se habian leido la bibliografia completa de Unamuno, Ortega desplazandolo hacia el pelo Gasset o Severo Ochoa (si hubiese sido periodista).

Esos senores amables que nos recordaban a aquel tio abuelo que De ningun modo se caso, a las que cuando Jordi Hurtado preguntaba de donde venian, respondian que daban tipo de literatura en un instituto de El Barco sobre Avila. Senores que un buen jornada, detras de equivocarse al dividir 219 por 3, se volvian a su poblado con dos mil eurillos mas (primero de impuestos) abajo del brazo.

Esa era la Espana que nos gustaba, la que nos abrazaba mientras la digestion nos absorbia la mortandad del cabeza, incapacitandonos para meditar mucho desplazandolo hacia el pelo dejando que las senores sobre la tele lo hiciesen por nosotros. Su ‘share’ sobre un 9,7% se elevaba hasta el 17,9% a las ocho sobre la tarde, cuando a las jubilados se les unian todo el mundo esos trabajadores de 18 a 65 que hacian tiempo de la cena (en ingles, ‘access prime time’) y que, quiza se sentian un poquito superior al ver que alguien podia hacerse rico a cambio sobre acontecer un escaso habil, no obstante nunca fuesen ellos.

Realmente, Espana invariablemente fue ‘Pasapalabra’ un punto ruidoso, donde se grita abundante, se gana pasta gansa y no ha transpirado existe bastantes famosos por metro cuadrado. Un entretenimiento en el que tu exito es muy mas arbitrario —lo siento, acertar el rosco nunca seri­a sacarse un doctorado—, lo que facilita que alguno a quien le huviese tocado en suerte un famoso que se ha leido mas que la contraportada de 2 libros pueda acariciar la salvacion sobre llenar la saca. Asi­ como En Caso De Que an eso le anadimos a Christian Galvez, que sabe mazo de el maquina sobre Leonardo da Vinci, o por lo menor ha conocido aparentarlo, para que mas.

‘Saber asi­ como conseguir’ asi­ como ‘Pasapalabra’ nunca son dos Espanas. Es la misma, que intento pegar el pelotazo cuando se aburrio sobre malvivir con 900 eurillos

Entre un concurso y no ha transpirado otro estan las enesimas 2 Espanas. La pobre aunque esforzada que se queda con las migajas, y no ha transpirado la pobre que busca fortuna asi­ como o bien lo peta o bien se hunde. Aunque mi abuelo me haria una oportuna advertencia “?te has fijado que este ya salia en ‘Pasapalabra’? Podri­a ser a los concursantes los llevan agencias”, la de esas revelaciones con las que queria mostrarme como funcionaba el ambiente. Nunca es que ‘Saber desplazandolo hacia el pelo ganar’ y no ha transpirado ‘Pasapalabra’, pues, sean 2 Espanas diferentes. Es la misma, que cuando se aburrio de malvivir por 900 euros al mes sono con pegar el pelotazo. Quien gano en el rosco, se lo llevo todo; quien no, termino en la fabricacion, en la hosteleria y no ha transpirado seguidamente en la avenida.

Hey, hey, my, my, Jordi Hurtado will never die

A mi abuelo, sospecho, le gustaba mas ‘conocer y ganar’ que ‘Pasapalabra’ porque las concursantes sabian cosas que el nunca sabia. Las miraba con esa franca estupefaccion que solia suscitar la cultura permite nunca tanto, un emocion que tengo que admitir que era contagioso. A mi Ademi?s me fascinaba el gafitas de turno que, sobre arrebato, lo petaba en el especial Santa Teresa sobre Jesus y, por que nunca, a mi tambien me gustaria conocer tanto de Santa Teresa de Jesus como el novio.

A mi abuelo, creo Ademi?s, le gustaba mas el proyecto de Jordi Hurtado porque el nunca habia estudiado en la universidad —no podri­a ser hubiese sido impracticable, era sin intermediarios impensable— pero su hija si. En ese brinco generacional se explica enorme parte sobre la ternura que desprenden la grave voz sobre Juanjo Cardenal, la eterna bonhomia inocentona de Jordi Hurtado, el chaval preparado sobre la clase que se llevaba bien con las malotes, la proximidad carente histrionismos sobre Pilar Vazquez, una de las ultimas de su estirpe antes de que separado las guapas pudiesen efectuar tv. Es como ir a hogar desplazandolo hacia el pelo que te pongan cocido.

A mi abuelo, estoy seguro, le gustaba ‘conocer desplazandolo hacia el pelo ganar’ por motivo de que yo era capaz de contestar mas cuestiones que el. Alguna cosa que, en punto de torturarle al acordarse esos vacios culturales que Jami?s podria llenar, le ponia orgulloso al darse cuenta de que primeramente su hija asi­ como luego su nieto le habian superado. Espana durante mucho lapso quiso eso tiempo, ser ‘conocer y ganar’, en otras palabras, creyo aplicaciГіn de citas kink en la instruccion igual que aparejo de ascenso social. Una utopia donde nos sabriamos de carrerilla la vida de Ramon y Cajal, discutiriamos con las amistades sobre la reforma sobre Zurbaran y nunca envejeceriamos nunca. La realidad nos envio de nuevo al ‘Un, 2, tres’, en otras palabras, a jugarnos al azar si nos tocaba el apartamento en Torrevieja o la Ruperta sobre la crisis.

Tinggalkan Komentar

Alamat email Anda tidak akan dipublikasikan.